Cerca y lejos

de una pieza, agua clara

que acaricia mis ojos, mis labios, mi frente

deshecha en tus ramas, agua turbia

que araña mis sentidos, tras la corriente

cerca de mi orilla

lejos del viento

me grita el tiempo

                                                                 cerca y lejos

                                                                                            cerca y lejos

                                                                                                                        cerca y lejos

 

(Mayte Saavedra, poeta)

 

Ordenando mi casa

Voy danzando sobre ruedas, cámaras de turistas por aquí y por allá,  jóvenes celebrando el sábado tarde y, yo, atenta y ajena a la vez. Si coloco el paisaje como telón de fondo me asaltan mil preguntas: ¿qué quiero hacer con mi tiempo?, ¿cómo me estoy sintiendo?, ¿qué necesito?, ¿qué no necesito?, ¿cómo hago para sentirme mejor?

Los días de asueto también son buenos días para ordenar mi casa interior. Lo que necesito es saber dónde estoy en este momento de mi vida y hacia dónde quiero ir. Sólo necesito tiempo y lentitud.

“La lentitud no es cuestión de tener tiempo, sino de detener el tiempo”

Y, tú, ¿vas ordenando tu casa interior?