La conducta como propuesta

meditación mayte saavedra

“El hecho de que la conducta no sea sólo respuesta, sino también y, sobre todo, propuesta, pasa necesariamente por la suspensión de la causalidad estimular”. J.L.Pinillos (1983)

Los seres humanos no sólo respondemos en base a estímulos, la ley de la casualidad ya está superada desde que la psicología y la teoría del caos comenzó a explicar el comportamiento desde la multideterminación, y no sólo desde la causalidad lineal.

Considerando ésto, ante ciertas situaciones se hace necesario que seamos creativos y, para ello no nos sirve sólo el conocimiento acumulado en el pasado, sino que hemos de crear ideas nuevas, que se adapten a las situaciones imprevisibles que nos ofrece el día a día.

Por eso la conducta no es sólo respuesta, sino sobre todo propuesta, como decía Pinillos. Y, es propuesta porque la podemos escoger, entre muchas alternativas elegimos aquella conducta que mejor se adapta a la nueva situación, considerando por supuesto nuestras circunstancias en ese momento. Y, además, en la elección de nuestro comportamiento no sólo consideramos el estímulo externo que nos está afectando en ese momento sino otros factores como nuestras necesidades, emociones y motivaciones, otras personas implicadas en nuestra decisión, el contexto en el que nos hallamos en ese momento, nuestras circunstancias personales, etc. De ahí, la multideterminación a la que se refiere la teoría del caos.

Por tanto, hemos aprendido a actuar eligiendo de forma libre, en lugar de reaccionar de forma automática, pasando de ser esclavos de nuestras propias reacciones a sentirnos libres de actuar de modo creativo.

A mí me ha ayudado mucho tanto la meditación como la terapia gestalt en este aprendizaje.

Por un lado, la meditación me ayuda a estar más en contacto con las sensaciones de mi cuerpo, identificando mis reacciones físicas ante distintas situaciones y, aprendiendo a contar hasta diez antes de reaccionar, pemitiéndome mi tiempo para actuar de modo libre y sereno ante los vaivenes de la vida.

Y, por otro lado, la terapia gestalt me ayuda a estar presente, en contacto conmigo al mismo tiempo que puedo estar en contacto con las otras personas que están a mi alrededor. De esta forma puedo decidir desde mí lo que necesito expresar o hacer en cada momento, sin dejarme arrastrar por las reacciones del otro o de los otros o por las circunstancias.

Esta es mi experiencia, que también me gustaría compartir contigo, como terapeuta gestalt y meditadora.

Si necesitas consultarme o compartirme algo, aquí estoy.

2 comentarios
  1. Carmen
    Carmen Dice:

    A mí me ayuda el respirar, sentirlo y dejarlo partir o lo que podria llamarse contar hasta 10.Los impulsos no son buenos y se pueden dañar personas, sentimientos y circunstancias.Desde luego la meditación y sentir en el cuerpo las emociones es una técnica notable.Si todo el mundo meditará y respirará antes de tomar decisiones imperiosas, estoy convencida que todo seria más fluido y el resultado seria más bueno y nada estresante.
    Namasté

    Responder
    • Mayte Saavedra
      Mayte Saavedra Dice:

      Gracias Carmen, por tu comentario, sobre todo porque transmites tu experiencia a través de las palabras. Me ha gustado lo que comentas de respirar…contar hasta diez… contactar con el cuerpo…muy sabio

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *