Rosa y espina

Amor y Dolor Mayte Saavedra

 

A lo largo del tiempo conoceremos muchas personas que pasarán de largo o se quedarán para siempre en nuestras vidas, que serán más o menos importantes. Estas personas nos hacen vivir distintas experiencias y dichas vivencias las recordaremos más o menos claramente por  las emociones que nos hayan hecho sentir y por la intensidad vivida.

Seguro que alguna vez les ha pasado que reviven una experiencia o un encuentro con alguien y son capaces de sentir lo mismo que sintieron en aquel momento. ¿Les ha sucedido alguna vez? Es decir, lo que recordamos es lo que sentimos, la vivencia emocional, las emociones que vivimos en aquel momento y, gracias a esta huella emocional podemos recuperar dicha experiencia.

Por ello, es importante que, cada vez que nos relacionamos con alguien, seamos conscientes de la huella emocional que le podemos dejar haciendo que sea lo más positiva posible. Los demás te recordarán por cómo les haces sentir.

«La rosa y la espina que me diste me recuerdan el amor y el dolor que me dejaste»

 

2 comentarios
  1. MARIA JESÚS
    MARIA JESÚS Dice:

    Es verdad Mayte. Leí una vez que no recordamos lo que nos han dicho sino cómo nos hicieron sentir y es que las emociones son más perennes que los pensamientos a mi entender o lo que hemos oído.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *